¿Qué será del Senado de EEUU en 2014? Panorámica en agosto de 2013(I)

Como ya hemos comentado en With The Voices, las próximas mid-term elections de noviembre de 2014 marcarán la recta final del mandato de Obama, caracterizado desde enero de 2011 por un Gobierno dividido, puesto que, frente a una Casa Blanca demócrata, una beligerante mayoría republicana controla la Cámara de Representantes, mientras que, por ahora, una relativamente cohesionada mayoría demócrata controla el Senado. Dado que es muy difícil que la mayoría de la Cámara de Representantes cambie hacia los demócratas, como explicamos aquí, el quid de la cuestión no es otro que saber si el legislative branch del Gobierno de Estados Unidos se hará completamente republicano o si seguirá dividido.

De los 35 escaños en liza (el Senado se renueva por tercios cada 2 años, si bien en esta convocatoria se añaden las elecciones especiales de Hawaii y Carolina del Sur), 21 están ahora mismo en manos del Partido Demócrata, y 14 en manos de los republicanos. Esta composición, ligeramente desequilibrada en favor de los demócratas, no tendría especial relevancia de no ser porque la inmensa mayoría de los 14 escaños senatoriales del Partido Republicano están en lugares muy conservadores, por lo que no se consideran en juego, mientras que muchos de los escaños actualmente demócratas se ubican en lugares en los que los republicanos tienden a obtener muy buenos resultados o en los llamados purple states, estados que a veces votan republicano y a veces demócrata. Ello hace que estas elecciones de 2014 se consideren previsiblemente buenas para el Partido Republicano, y previsiblemente negativas para los demócratas, que más que a ganar, han de jugar a defender lo que ya tienen (una holgada mayoría de 54 escaños sobre los 100 que componen la Cámara).

Estos son algunos de los escaños en liza que más nos darán que hablar, si bien no todos, porque para mejor comprensión y explicación he decidido dividir la entrada en varias partes:

ALASKA: Tras años sin Senadores demócratas en un estado sólidamente conservador, Mark Begich, anterior alcalde de la ciudad más poblada del estado, Anchorage, derrotó a Stevens, Senador republicano desde 1970, por un puñado de votos en 2008. Después de años considerándolo como objetivo prioritario, parece mostrar un confortable aunque no muy amplio margen en las encuestas, máxime cuando todavía no tiene rival: el partido republicano ya tiene dos candidatos: el Vicegobernador de Alaska, relativamente moderado, y el candidato del Tea Party, Joe Miller. Pero estas primarias republicanas podrían ser aún más entretenidas: Sarah Palin, antigua gobernadora y candidata a la Vicepresidencia en 2008, musa y líder del Tea Party, dice estar pensándose la candidatura. Ello atraería aún más el foco nacional a Alaska, un entorno que parece enorgullecerse mucho de su independencia (hay muchos votantes no alineados entre ambos partidos). Pero, por ahora al menos, parece que el escaño sigue siendo demócrata.

ARKANSAS: La tierra de los Clinton he de reelegir (o no) a Mark Pryor, demócrata centrista/conservador (no ha aprobado algunas medidas clave, como la difunta ley sobre control de armas) muy popular anteriormente (tanto que el partido republicano optó por no presentar alternativa en las elecciones de 2008). En un lugar en el cual Obama es muy impopular, los republicanos ven posible derrotar a Pryor, que lleva dos legislaturas en la Cámara. Ya hay rival declarado, favorito además de la mayoría de los sectores del GOP: Tom Cotton, freshman de la Cámara de Representantes (salió elegido en 2012), Veterano tras haber luchado en Irak y Afganistán, muy conservador (Club for Growth ya ha salido a apoyarle)pero sin el matiz libertario en política exterior y de Defensa que asusta a buena parte del establishment republicano. La primera encuesta desde que Cotton entrase en liza es apretada, puesto que Pryor no llega al 50%, y no tiene demasiada ventaja sobre su competidor, mientras que una encuesta posterior da a Cotton una ventaja de 2%, dentro del margen de error. Además, el Senador tiene mucho dinero gracias a su continua labor como recaudador de fondos, por lo que tiene dinero suficiente para plagar Arkansas de anuncios, publicidad, asesores y activistas. Los primeros anuncios ya circulan en ambos sentidos: disfrutadlos.

GEORGIA: Saxby Chambliss, senador republicano, decide retirarse y no aspirar a un tercer mandato. En un estado conservador ma non troppo (Obama sólo lo perdió por 8 puntos porcentuales en 2012), esto abre espectaculares expectativas para los republicanos que aspiren al puesto, dado que ganar las primarias supone casi automáticamente ganar el escaño posteriormente. Ello ha hecho que, a día de hoy, ya haya al menos cinco candidatos del lado republicano: tres Representantes, Broun, Gingrey (ambos asociados al Tea Party y con declaraciones explosivas a sus espaldas sobre aborto, violaciones, evolución, y demás) y Kingston (que no pertenece al Tea Party pero también tiene declaraciones polémicas en su registro), una antigua responsable estatal, Karen Handel, y un activista conservador. Los demócratas esperan que esta primaria merme las posibilidades del candidato que las gane ante los ataques desde su propio partido, y están tratando de encontrar candidato o candidata que pueda ser competitivo en un lugar conservador pero no tanto como para no poder competir. Michelle Nunn, empresaria e hija de un antiguo Senador demócrata, pero que nunca se ha presentado a un cargo público, es la favorita del lado demócrata. Las primeras encuestas, habida cuenta de la dificultad para ubicar un candidato claro en el lado republicano, muestran que es un asiento competido, puesto que Nunn aparece empatada con algunos de los posibles rivales, y supera, aunque con ventajas dentro del margen de error a los más ultras. ¿Estaremos ante un Todd Akin versión 2014?

HAWAII: Hawaii es demócrata por grandes márgenes de voto. Por tanto, la cuestión no es en qué lado del tablero político quedará, sino quién será el Senador. Tras la muerte del longevo Inuoye, las normas legales del estado hicieron que su Gobernador (demócrata también) nombrase un nuevo Senador para cubrir la vacante, eligiendo a Brian Schatz, su vicegobernador. Pero Colleen Hanabusa, Representante por uno de los distritos de Hawaii, apoyada por muchos sectores del partido y potentes lobbies como Emily List, ha decidido retarlo en primarias. Las encuestas sobre las primarias demócrata dan resultados muy similares, con ligerísima ventaja de Schatz, al que ya ha defendido el ex-vicepresidente y antiguo candidato presidencial demócrata Al Gore. Hemos de seguir viendo la evolución. Posteriormente, el que gane se enfrentará a un republicano, sin que parezca previsible que pueda ganar.

KENTUCKY: este Estado, también conservador pero no tanto, es representado por Mitch McConnell, Minority Leader de la Cámara Alta, desde mediados de los años ochenta. Impopular entre sus votantes, y considerado por ciertos sectores conservadores como demasiado tibio, pero muy experimentado y con un apoyo financiero impresionante, busca la reelección a toda costa. Tras haberse reconciliado con el Tea Party a través de la alianza con el otro senador de Kentucky, Rand Paul, parece que va a evitar ser retado en primarias desde su derecha, al menos por alguien relevante. Los demócratas, tras un intento fallido de ubicar como candidata a Ashley Judd, una famosa actriz, han conseguido que Alison Lundergan Grimes, la actual Secretaria de Estado de Kentucky, se lance a retar a McConnell, con unas perspectivas demoscópicas relativamente buenas, y muy bien valorada por la ciudadanía de Kentucky. Como bien apuntan por aquí, la tendencia favorece al partido republicano, pero la impopularidad de Mitch McConnell, y la aparición de un rival por su derecha, Matt Bevin, apoyado por algún grupo conservador, pueden hacer que unas encuestas, que por ahora son variopintas, se tornen apretadas y haya opciones para derrotar al Líder de la Minoría Republicana. Por ahora, Grimes está teniendo una buena campaña, sólo apoyada por demócratas de Kentucky (Gobernador, Vicegobernador, etc…) para evitar que se la asocie a Obama, no muy popular por la zona, y McConnell ha de apagar su primer fuego: se ha filtrado una grabación el jefe de su comité de reelección dice estar “tapándose la nariz” hasta poder actuar a partir de 2015 en la campaña de Rand Paul.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estados Unidos, Movimientos a seguir. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s